10 de diciembre de 2018

El 2019 en Tránsitos y Danzas Cósmicas



Imagen web



Tal y como prometí en la entrada anterior, aquí estoy con el reporte anual de tránsitos y configuraciones celestes
En líneas generales, 2019 se presenta como un año muy activo cósmicamente, (incluso, arrancando con ese Urano retrógrado que lleva la contra a todos los demás planetas...!), por lo que no faltarán escenarios y personajes de escala mundial en donde el diálogo planetario se verá plasmado. Teniendo en cuenta que Júpiter en Sagitario y Saturno en Capricornio estarán muy bien posicionados, las cosas a nivel social deberían empezar con el "pie derecho". Al menos, empezar. 

En cuanto a propósitos y deseos, Enero será como una hoja en blanco con el ingreso de Marte en Aries. Una superposición idónea a la hora de sentir que la energía de principios de año nos impulsa a caminar con fuerza y dirección. Lo positivo de esto es que el stellium de Mercurio, Sol, Saturno y Plutón en Capricornio no permitirán que toda esa potencia sea desaprovechada o canalizada sin sentido. No obstante, la cosa también puede ponerse demasiado exigente o autoritaria desde el entorno, ahogando la chispa misma de esos deseos y motivaciones. Urano directo en Aries debería compensar un poco todo esto; así como el Sol en Acuario a fines de mes, y la conjunción Venus-Júpiter en Sagitario. En resumen: mucho afán de libertad en tirantez con las obligaciones y responsabilidades.       

Febrero se desbandará un poco con ese mismo Marte alcanzando a Urano en el bélico Aries, y algunos planetas menos en la sobredosis capricorniana. Además, Mercurio llegará a Piscis -cosa que el Sol hará en su fecha habitual-, y Marte cambiará a Tauro, trayendo algo de lentitud en las decisiones. Por último, veremos a Quirón regresar a Aries para quedarse allí sus buenos años.

El tercer mes de 2019 llegará con la querida Venus en Acuario, que propiciará los gustos por lo humanitario y lo original, mientras Mercurio nos caotizará con su primera retrogradación anual en Piscis. En el aire abundarán agua, sueños, ideales y causas con las que empatizar, puesto que habrá Luna Nueva en los místicos Peces conjunta a Neptuno. Romances e idilios, activados por los sentimientos de compasión que traerá Venus en Piscis, tendrán a muchos con la cabeza en las nubes. Quizás, Urano definitivo en Tauro, la entrada del Sol en Aries y Marte en el racional Géminis aportarán algo de lógica y corte a tanto hechizo utópico. 

Sea como sea, Abril pondrá un alto al desfile, pues el Eje Nodal se tocará con la poco amigable dupla Saturno-Plutón para luego, y siguiendo el ejemplo del dueño de la comparsa Júpiter, ponerse en retrospectiva. Sí, Abril será el mes donde habrá que empezar a revisar el uso que le hayamos dado a estas tres energías desde que el año germinó. Lo interesante será qué hacer con Mercurio-Venus en Aries durante esas semanas: ¡volquemos esa creatividad en cosas productivas! El Sol en Tauro ayudará (hasta que se junte con Urano...).           
Todo lo que acontezca entre Mayo y Junio no tendrá el carácter rimbombante y estrepitoso de los meses anteriores. Pareciera que, con la llegada del Sol a Tauro el mes anterior, el curso de las cosas hiciera un impasse general. Por supuesto, habrán sucesos, noticias y cada quién tendrá sus asuntos que desgranar; pero Venus pasando a Tauro y Marte a Cáncer apelarán hacia lo tradicional, lo estable, y el cuidado de los bienes y el hogar. En Junio llegaremos a la segunda puerta del año (signos cardinales, a saber: Aries, Cáncer, Libra y Capricornio) con el Sol en el tímido Cangrejo. Entonces, le tocará a Neptuno sumarse a la "contra-marcha" y habrá que dar cuenta de las ilusiones y fantasías compradas hasta el momento.    

. . .

Y hasta aquí llegamos, por el momento. Lo cierto es que después de siete años de llevar adelante este blog de forma desinteresada y comprometida con la Astrología desde mi enfoque personal y espiritual, he decidido que no puedo dedicarme profundamente a esto sin una mínima retribución. Por lo tanto, quiero comunicarles que me he animado a instalar el botón de donativos de Paypal (lo encontrarán en la columna de la derecha) para que aquellos que quieran mostrarse generosos y agradecidos con mi tarea y mi redacción puedan hacerlo. Desde luego, en cuanto surjan los primeros indicios de aporte estaré redactando una segunda parte, con los meses de Julio a Diciembre de 2019, así como las tendencias generales para todos los signos.

Muchas gracias desde ya, y bendiciones. 

  

26 de noviembre de 2018

Servicios Astrológicos




El ciclo gregoriano va concluyendo en el signo del Arquero, que luego dará paso a la tenaz Cabra, con el sabor dulce de Júpiter en su signo y la bienvenida rigurosidad de Saturno en el suyo. Creo que es un momento en el que muchas cosas se están ordenando y a cada quien le toca lo que le corresponde. La intención de agradecer por los tránsitos de este año (que para el cosmos no terminará sino hasta Marzo 2019) no podía ser soslayada en esta entrada y es por ello que, además de recordarles las herramientas con las que actualmente estoy trabajando y abriendo caminos, aprovecho para hacerlo. El nuevo giro que comenzará con el 0° de Aries traerá un sinfín de oportunidades de crecimiento y mejoras de vida para los que estén sintonizados o hayan hecho los deberes (¡Saturno ten piedad!). 

¡¡Feliz cierre de calendario a todos!! 

PD: En una próxima entrada veremos el tan esperado panorama celeste para el 2019. 

13 de octubre de 2018

Júpiter en Sagitario 2018-2019: La aventura de aventuras

Imagen web


Transitando los últimos grados de Escorpio, se deja vislumbrar un horizonte cada vez más amplio, más pleno y más brillante. Esto es así para cualquier planeta o punto progresado de la carta que atraviese el terreno más oscuro y dramático del zodiaco. Júpiter de visita por el octavo signo reveló con holgura y anchura nuestras motivaciones ocultas, los apegos a los que nos aferrábamos, brindando al mismo tiempo herramientas y/o medios para poner en marcha la grandeza del perdón; si es que la lucha con nuestros demonios internos no nos distrajo en demasía. 

La entrada triunfal del gigante gaseoso en su espacio de indiscutible regencia (Sagitario) tendrá lugar el 08/11 próximo, con el Sol en Escorpio escoltado por Mercurio y nuestra querida Venus retrógrada. De esto, puede deducirse que, si bien la "fiesta" comenzará con fanfarria e idealismos, habrá bastante que seguir elaborando a nivel de las emociones más profundas; sobre todo, en los vínculos, asociaciones y temas de gusto, inversión o belleza. 

Pero, aunque el telón de fondo siga teñido de efluvios escorpianos, una sensación creciente de esperanza y confianza renovadas se expresará alto y claro en cada quien, puesto que el regreso de Júpiter a su casa (que más que casa, palacio) será con la potencia y exuberancia que caracterizan al Centauro. La resaca del jolgorio se dejará entrever en aquellos que se suban al caballo y quieran galopar sin haber caminado; o, peor aún, en los que proyecten sus sombras hacia afuera y pretendan evangelizar molinos de viento.

Júpiter en Sagitario es una de esas posiciones que da todo lo que se puede esperar de ella: lo mejor y lo no tan mejor, en grandes cantidades. Por eso, y rescatando la esencia de la rama humanista y esotérica de la astrología, la clave del noveno signo está más en lo que aprende a callar, que en lo intenta decir; más en la quietud de su mente, que en el desfile de teorías y pensamientos puro-humo que esgrime ante los demás. De ahí que su expansión e integración vendrán con las más altas posibilidades para quienes sepan hacer los tan saludables insights (llevar la mirada hacia adentro). 

El espíritu de aventura estará a la orden del día, dispuesto a inspirar a cualquiera que busque mejorar su calidad de vida, de expresión y/o de conexión con lo trascendental. No faltarán buenas intenciones para causas equívocas; pero tampoco se podrá apelar a la mentira y el embuste, siendo el exceso el pecado que sufrirá la pena capital, puesto que, si recordamos al Zeus/Júpiter del panteón grecorromano, el gran dios de dioses despreciaba aquella falta por sobre muchas otras (por eso un Júpiter "bajo" en la carta opera exagerándolo todo). 

Como siempre, quienes tengan Sol, Ascendente o Luna en Sagitario estarán conectando mucho más de cerca con la energía y la movilización que traerá este tránsito. Además, aquellos con Júpiter en Sagitario natal tendrán su retorno, que es como el "cumpleaños jupiterino" que tenemos cada 12 años... ¡Felicidades en este nuevo ciclo de integración y mejoras! 

Géminis y sus derivados verán todo el desfile de frente, y no podrán hacerse a un costado; no exagerar y asumir como propios los reflejos que aparecen en los demás, serán consejos claves. Para Virgo y Piscis, que no les gusta el ruido y pueden chocarse con los festejos y lo rimbombante de esta posición, sería ideal que pudieran asimilar las enseñanzas del Maestro Júpiter en pos de un desarrollo más íntegro (Virgo) y una cosecha de logros y sabiduría muy valiosa (Piscis).

A continuación, la aventura que le espera a cada uno de los 12 signos (chequeen signo solar y signo ascendente para mayor puntería):

Aries => Súper predispuesto a los viajes que expandan su forma de ver el mundo. Nuevos estudios universitarios y una divulgación social favorable, siempre que sepa manejar su causa con honestidad. 

Tauro => Inversiones y más inversiones con socios y/o pareja; estará acumulando gracias a la colaboración con otros. Temas conyugales oscuros pueden verse desde un matiz más luminoso. Lo mismo con la sexualidad y los miedos. 

Géminis => Año de oposiciones a través de los vínculos, con la capacidad de ampliar su comprensión de ellos y de la pareja. Aquí, la aventura será de a dos. Habrá que mirar objetivamente el "carnaval" para aprender sobre las decisiones tomadas desde 2013 al presente.    

Cáncer => Expansión laboral, que surge como nuevos desafíos o liberación de una situación chata que lo tenía estancado. Dieta y ejercicio para no poner a Júpiter (la grasa) en el cuerpo. Mejorar la calidad de vida. 

Leo => Desbordando creatividad y romance. Cuidado con los excesos en estas áreas y en las apuestas. El viaje del héroe, que tanto le gusta interpretar, tendrá que ser lejos de los molinos de viento y las promesas efervescentes. 

Virgo => El viaje interior, el viaje hacia las propias raíces y bases de la personalidad. Una travesía para comprenderse mejor a sí mismo y lograr una psiquis más íntegra. 

Libra => Aventurarse a nuevos estudios, aprendizajes y viajes a tierras cercanas. Arriba y abajo, lógica y filosofía de vida pueden encontrar su rico intercambio con este tránsito. No abusar de la palabra ni quedarse en actitudes por demás superficiales. 

Escorpio => Al revés que Tauro, su complemento y opuesto, la expansión llegará por la organización e integración de sus propios recursos. Será buen momento para invertir en viajes y cultura; pero no así para dilapidar la plata. Rescatar valores morales y espirituales será un plus. 

Sagitario => Será el "Gran Duque" para los chinos durante casi todo el 2019. Siguiendo dicha filosofía, esto implica llevar la batuta e ir en primera fila; pero, también, asumir los riesgos y la responsabilidad por lo que acontece. Período fructífero para desarrollar con confianza la propia esencia y ganar altura en la expresión del Ser. Viajes y oportunidades en abundancia, siempre sujetos a la propia decisión y compromiso con su camino en la vida. Generosidad personificada.   

Capricornio => Un viaje atípico, al que no acostumbra, por el mundo de los sueños, las oportunidades perdidas, el pasado lejano y los apegos de la consciencia. Necesidad de "elevarse" por encima de lo que se está disolviendo y que no puede controlar. Será casi una epopeya, como prueba para lo que vendrá cuando Júpiter lo visite en su signo. 

Acuario => Fiestas y viajes con amigos, o por causas sociales. La proyección de un ideal determinado, -o varios-, lo absorberá casi por entero. Hay visión clara sobre el porvenir. Pero paciencia: todavía falta un trecho para que esa profecía se concrete. 

Piscis => Es tiempo de cosecha a lo grande; la travesía del héroe empieza a culminar. Realización pública y éxito profesional a la vista; acompañado de la sabiduría conquistada, todo esto sabrá mejor. La generosidad en dar una mano a quienes están escalando no pasará desapercibida para el Universo. 

Y así concluye el avistamiento de las tendencias para lo que resta de 2018 y buena parte del 2019. Si gustaron del artículo, no duden en compartir y linkear refiriendo a la fuente. Muchas gracias por visitar este blog, ¡y feliz ciclo para todos!

                            

      

9 de agosto de 2018

Los Ejes Zodiacales (colección de mini-vids)

El zodíaco que todos conocemos y repasamos incesantemente en diversos fractales de la existencia cotidiana tiene múltiples formas de ser interpretado. Una de ellas es a través de la polaridad; si bien, considero que la palabra "complemento" debería prevalecer a la hora de encarar la astrología como proceso de autoconocimiento. Partiendo de esta agrupación de signos en dúos, se nos presentan seis ejes que sintetizan los grandes temas de la vida humana. 

Así, vemos que Aries/Libra involucra el deseo y la acción individual y en conjunto con otro; Tauro/Escorpio definen los valores que nos atraviesan, así como la sexualidad y las posesiones; en Géminis/Sagitario hallamos dos tipos diversos de "mente" y comunicación; Cáncer/Capricornio registra nuestras raíces y basamento estructural, para que en Leo/Acuario surja la identidad propia y colectiva; concluyendo con la disolución material/espiritual en Virgo/Piscis, el eje del servicio. 

En los siguientes links, una seguidilla de mini-vids en donde intento englobar y definir por complemento y polaridad lo que une a ambos signos de cada columna, para una visión más integral de los doce arquetipos

     




3 de julio de 2018

Nuevo taller de Sincronario Maya


Sincronario Maya te permite acercarte a la codificación del tiempo y los ciclos solares/lunares que esta maravillosa cultura nos dejó como legado. Dichos ciclos son muy importantes para el ser humano ya que todos estamos inmersos en ellos; seamos conscientes o no, enmarcan nuestras vidas. El tema principal del taller será reconocer la sabiduría de cada signo maya y tomar contacto con el propio. Se incluyen apuntes, colación y certificado de asistencia.

🔥~~~~~~~~🔥

🍀~~~🍀

**CONSULTAS E INSCRIPCIÓN POR MAIL O WHATSAPP (VER IMAGEN)** ⭐ 

16 de mayo de 2018

Urano en Tauro: El Espíritu abraza la Materia

"Alpha Tauri" by kevinleedrum - deviantart profile


Que Urano entraría el día 15 del corriente mes en Tauro es algo que se venía vaticinando en las redes desde que arrancó el año, -y antes también-. Es que, pese a su fama de adelantado, este planeta es responsable de movimientos sociales a gran escala; movimientos que han estado imbuidos por la energía del signo en tránsito y que han irrumpido, fieles a la imagen del rayo, en el status quo de un determinado tramo histórico como punto de quiebre.

Urano, el señor de los cielos, es uno de los arquetipos más antiguos del panteón griego: junto a Gea, la Tierra, dieron origen a toda vida partiendo del Caos. De esta unión nació, entre otros, Cronos (Saturno) quien más tarde sería el padre del mismísimo Zeus (Júpiter). Su papel en la astrología tradicional es el de rompedor de lo establecido, rebelde con o sin causa y genio visionario. De allí que muchos dirijamos la atención a sus movimientos, puesto que la luz que porta no suele pasar desapercibida. 

Como planeta símbolo de la Humanidad, en analogía con la regencia en Acuario y con un ciclo de 84 años alrededor del Sol, -es decir, una biografía humana ideal-, debemos prestar especial atención a sus ritmos de 7 años, durante los cuales va visitando e iluminando cada faceta del zodíaco. Con cada unos de sus rayos lanzados a la Tierra, Urano va despertando conciencia y progreso sobre ciertos aspectos que, a la corta o a la larga, nos beneficiarán como raza. 

Pero una cosa es imaginarlo en signos afines al elemento aire, como Géminis o Libra, y otra muy distinta es figurárselo retozando por las bucólicas praderas taurinas, causando estragos entre el ganado... Luego de haberse pasado los últimos tres septenios en su propia casa (Acuario), en el compasivo Piscis y el belicoso Aries, pareciera que le llegó la hora de bajar las revoluciones y promover sus cambios con pragmatismo y cierta lentitud. No obstante, si de algo se puede estar convencido es de que ni el transpersonal ni el Toro están cómodos con semejante visita. 

Aún así, y por esa pieza de la astrología que siempre está más allá de nuestro alcance, podemos prever que ambos tendrán que aprender a cooperar durante los próximos años, y que dichos cambios tendrán en constante revolución y reformulación a la economía y las finanzas, al campo y la agricultura, la industria cosmética y las artes. A todo esto podemos sumarle el sentido del propio valor y la relación con el cuerpo, temas en los que Urano hará saltar la térmica con el propósito de esclarecer y renovar. Será un tiempo de llevar a la práctica esos ideales de fraternidad y evolución de los que tanto se viene jactando la ola new age, pero de los que todavía necesitamos aprender. 

En lo personal, veo este tránsito como uno de esos rayos que iluminan la noche tormentosa cayendo directamente sobre nuestro ADN, para remover capas densas de sombra instintiva en pos de la activación de partes adormecidas de nuestro genoma. Por supuesto, esta será una labor con tiempos acordados entre lo taurino y lo uraniano, que nada tendrá que ver con poner concentración en ello, sino con saber aceptar y transitar lo que el cuerpo, -nuestro traje espacial material-, nos pide.

A raíz del factor tiempo, vale destacar que, si bien Urano estará unos varios meses en Tauro este año, hacia fines del mismo regresará a los últimos grados del Carnero para repasar la autenticidad de nuestros deseos y la manera en que somos conscientes de nuestra creatividad. No será sino hasta el 6 de Marzo de 2019 que se quedará definitivamente en el segundo signo, electrificando, más que nada, a quienes tengan puntos clave de su carta en los primeros grados de Tauro, Escorpio, Leo y Acuario

Quizás, la belleza a apreciar en este ciclo aparentemente incompatible de planeta y signo sea justamente eso: que dos focos tan diversos también tienen, en el Cosmos, su hora y lugar para encontrarse y generar luz de consciencia. Siendo Tauro el portador de la virtud del Progreso, mediante el desarrollo de la Ecuanimidad, o igualdad de ánimo, podemos atisbar un nuevo despliegue global de creatividad aplicada a lo material, al trabajo, a la tierra. Después de todo, no valdrá de nada sentarse a esperar que las vacas vuelen bajo este tránsito; lo valioso será elevar nuestros recursos al "cielo" y compartirlos con todas las formas de vida que nos acompañan, incluidos nosotros mismos.

¡Feliz tránsito!     
  
      

27 de abril de 2018

La Tormenta y el Toro



La frialdad, pero sobre todo la indiferencia, nos llevaron hasta donde hoy estamos como individuos, como sociedad, como mundo. En principio, no se trata de algo a aborrecer: tal actitud oculta en lo más profundo de sí la chispa del cambio, el verdadero Don de la Filantropía. Pero falta consciencia; falta recordar que tenemos Alma (con mayúscula), que es hipócrita llevar a casa plantas que descarta la florería o cachorros abandonados, si no se reconoce que toda vida vale, si se abraza por la mitad por miedo a sentir, a darse cuenta que el otro y yo estamos ineludiblemente ligados

Comienza la Onda Encantada de la Tormenta en el Sincronario Maya... ¿Por dónde empezar? ¿Por dónde empezar a cambiar? ¡Hay tanto para hacer! Nunca una tormenta que se precie dejará las cosas como estaban; precisamente para eso nos da la oportunidad de exponernos a los elementos, de empaparnos o dejar que un trueno resuene en lo profundo del interior y nos conmueva, nos rememore lo pequeños que somos y las grandes hazañas que podemos obrar en la sencillez del día a día. 

Por otro lado, el Sol recorriendo Tauro en el archiconocido zodíaco abre las compuertas de la Vida, de la máxima expresión y disfrute de la misma, sabiendo que no se podrá "volver al Cielo" sin habernos enamorado de nuestro jardín en la Tierra. Es un signo que pisa fuerte, porque sabe y siente en el cuerpo que cada cosa conlleva su tiempo, su reposo y aparente estaticidad para florecer y dar sus frutos. 

Serán 13 días para aprender sobre las tempestades que sembramos en otra época o las que generamos hoy, y, aún así, saber hacer gala de la docilidad taurina con la que se acepta el crecimiento de los pastos en primavera o la tibieza del sol en invierno. Una combinación curiosa entre los cambios autogenerados y la estabilidad que busca perdurar. La testarudez estará potenciada, y podrá jugar en contra si no nos atrevemos a dejar que el viento nos sacuda; pero estamos prevenidos. 

El "premio" o "legado" por capear el temporal serán la alegría y la magia, la risa de niño reverberando en los confines del microcosmos. ¿Acaso no es mágica la lluvia? ¿Quién no ha chapoteado en sus charcos de agua cuando era pequeño? ¡Celebremos la Vida, que es puro cambio! 


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...